La boda de Carla y Manu

 

  

A veces me pasa, que hay novias que no se quieren casar y son los novios los que insisten, pero luego ellas se entregan a la causa. Carla fue una de estas novias, pero una vez que se metió en el papel disfruto mucho con cada preparativo, con la organización de todos los detalles y por supuesto con el día en sí. Podéis ver claramente lo emocionada y contenta que está en todas las fotos, el fotógrafo David Breso, responsable de estas preciosas fotos es su primo, con lo cual la conexión estaba asegurada y el resultado es como veis muy bueno.

 

 

 

 

 

 

 

Como a muchas novias, a Carla le costó mucho decidirse por su vestido, finalmente el elegido fue el modelo Belice de Yolan Cris, modificado a su gusto por Lázaro Gomez. El vestido de su hermana Sonia, también digno de mención era de este diseñador, su tienda está en la Calle En Sanz, 7. Como es habitual, familia y amigos quisieron tener un detalle con Carla y regalarle algo especial para que llevara en su boda. Los zapatos regalo de su amiga y dama de honor Paula, comprados en Membur, pendientes y pulsera de Swarovsky regalo de sus tías y dos ligas que le regalaron se hermana Sonia y su amiga Soraya. Me gustó mucho la corona de flores y el ramo realizado por nuestra floristería La Tartana, como detalle especial incluyeron una foto de Lilu, la perrita de Carla.

 

 

 

 

Manu, iba muy guapo con su traje de Roberto Verino, la camisa hecha a medida en Mangas. Sus complementos, pajarita, gemelos y reloj eran de Hugo Boss.

 

 

 

 

  

 

 

 

La ceremonia fue en el templete de nuestro jardín, oficiada por la concejala del Ayuntamiento de Picanya. Para que los invitados tuvieran una espera agradable, montamos una mesa con cubos de aguas fresquitas y abanicos con un cartel que ponía “Refrescate” diseñado por Samba Pura  que también se encargó de las invitaciones y de toda la cartelería de la boda.

 

 

  

 

  

  

 

  

Todo el casamiento fue súper emotivo y romántico, Manu entro con la canción “Mi princesa” de David Bisbal, que es el cantante favorito de la pareja y Carla con la canción “Happy” de Leona Lewis. La novia me contó que ese momento fue para ella precioso, entrar acompañada de su padre, los dos solos y todos pendientes de ellos. Muy emocionante! No podemos olvidarnos de todos los amigos que participaron en la ceremonia: las dos Martas, Gisela, Aimar, Raúl y Alberto. Cynthia y Javi fueron los testigos del enlace.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Aunque soy muy fan del momento entrada de la novia, de esta boda me quedo con las palabras que se dedicaron el uno al otro, se notaba que estaban escritas desde el corazón, con mucho amor y emoción, estaban pletóricos, emocionados y felices. Además aprovecharon para dar las gracias a todos los invitados por compartir ese momento con ellos. No puedo dejar de mencionar como miraba Manu a Carla, como si fuera una princesa!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El aperitivo se sirvió en nuestro jardín y el almuerzo alrededor de la Gruta, hacia un día precioso y las mesas con las sombrillas quedaban preciosas. Carla y Manu convirtieron el momento del almuerzo en algo mucho más especial. Cada invitado tenia un circulo de color en su sitio y Maria de Sambapura se encargo de diseñar unos carteles con las instrucciones para su uso. La idea era que en la entrada de los novios en el estribillo, todos los invitados agitaran el circulo para recibir a los novios con alegría. Para los novios, estos círculos representan la unidad y es símbolo de lo eterno. Pero no os penséis que no hubo momentos divertidos, también organizaron un concurso de baile por mesas que fue una risa y que animo a todos los invitados.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

No puedo dejar de mencionar todos los detalles que los novios tuvieron con sus personas importantes. A sus madres, Merche y Charo, les regalaron una rosa eterna, junto con una pulsera y una carta, a sus padres un cuadro de Mr. Wonderful con el lema “Quien necesita un héroe cuando tiene un súper Papa” y otra carta dedicada. A los hermanos, Sonia y Carlos, también pulseras y carta. Carla a sus amigas les regalo también un collar con el símbolo del infinito mientras sonaba su canción favorita de cuando eran jovencitas. A su amigo Aimar y a su mujer Soraya una foto dedicada, junto con un collar y una pulsera.

 

 

 

 

 

 

 

El ramo de la novia por supuesto fue para Sonia, su hermana y los muñecos de la tarta para el Carlos y Vero, hermano y cuñada de Manu.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Aunque sin duda me quedo con dos momentos muy bonitos, cuando el hermano de Manu le dedico una canción a la pareja y las emotivas palabras que Charo, la mama de Manu les dedico a los novios. Un diez para ambos!

 

 

 

 

 

 

 

La fiesta se alargó hasta altas horas de la madrugada y lo pasaron fenomenal, hubo un resopon con barbacoa de mini hamburguesas y perritos para que todos los invitados cenaran y tuvieran fuerza para alargar y darlo todo.

 

 

 

 

 

 

Muchas gracias a Carla y Manu por ser tan ideales, habéis sido una pareja entrañable y se nota que hay mucha gente que os quiere.

Tampoco quiero olvidarme de dar las gracias a David Bresó por unas fotos tan fantásticas.

Hasta pronto!

Bea